Tres funcionarios del Sapu de Alerce dijeron que Sophia llegó fallecida el 25 de enero de 2018

Médicos y paramédicos del Servicio de Atención Primaria de Urgencias (Sapu) del Cesfam de Alerce confirmaron que Sophia llegó sin vida el 25 de enero de 2018, contradiciendo con ello lo señalado por el acusado Francisco Ríos Ríos (27 años), quien indicó que su hija estaba con signos vitales, al testificar en estrado ayer.

Los tres funcionarios entregaron testimonio en el tercer día de juicio oral seguido contra Río Ríos, que arriesga una pena de presidio perpetuo calificado por el delito de parricidio y de 540 días por lesiones menos graves en el contexto de violencia intrafamiliar (VIF).

Este martes no declaró la madre de Sophia, Camila Adriazola, quien se espera lo haga mañana miércoles.

39 testigos y 17 peritos están confirmados para testificar durante el juicio oral, que hasta el momento se ha desarrollado con fuertes medidas de seguridad en el interior y exterior del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal (TOP).

El abogado Boris Hrzic, jefe de estudio de la Defensoría Regional, quien acompaña junto al abogado Jorge Matzner al defensor Pablo Castro, dijo que la prueba de la Fiscalía “es débil”.

Explicó que la inocencia de Ríos Ríos, cada día, está siendo ratificada con información de los testigos del Ministerio Público, puesto que se ha corroborado que fue una situación accidental “y en ningún caso doloso con intención, y ha quedado demostrado que todo lo que tiene que ver con el postulado de la Fiscalía -en cuanto a la tortura o lesiones previas- en ningún caso ha quedado reflejado por los testigos, el abuelo y la abuela de la menor, paramédicos y policías que participaron en el proceso, lo que ratifica la versión de nuestro representado, que en ningún momento lesionó y golpeó o torturó a su hija”, aseveró.

La fiscal Ana María Agüero recordó que la única persona acusada en la causa es Francisco Ríos Ríos y que es el único responsable de las lesiones causadas a Sophia.

“Todo lo imputado en este caso por la Fiscalía es con pruebas científicas, testimonial y de otros testigos expertos como los médicos, que testificaron hoy, para probar que la niña no llegó viva (al Sapu de Alerce), como sostiene la defensa, sino que lo hizo fallecida y no hace 30 minutos, sino que hace más de una hora”, expresó.

Explicó la persecutora que existe un protocolo de reanimación, que señala que se debe practicar esta maniobra aun cuando la persona llegue sin signos vitales, sobre todo cuando se trata de niños. “Todos confirman (testigos) que la niña llega sin signos vitales”, reiteró.

Respecto a las 120 lesiones que habría mantenido en el cuerpo Sophia, Agüero señaló que “para nosotros, como Fiscalía, esas lesiones infligidas en un niño (a) que no alcanza a los dos años de edad, lactante que no sabe hablar y que no puede huir, es tortura”.

Añadió que se pudo señalar el diagnóstico médico (respecto de la posible violación) de dos médicos, uno de ellos especialista en urgencia, “que ellos no pueden descartar que esas lesiones hayan ocurrido por una agresión sexual, no pueden descartar, pero el corroborar es trabajo de un especialista”. Ese detalle no fue incluido en la acusación Fiscal contra Francisco Ríos, tras los peritajes practicados en la autopsia, que descartó el delito sexual.

El abogado Pablo Castro, defensor de Ríos Ríos, criticó el hecho que la Fiscalía haya anunciado “muchas cosas; pero creemos que la prueba no la respalda”.

Para Castro, es el tribunal el que tiene que determinar cómo murió Sophia. “Se encontraron muchas lesiones ,que no son explicadas por el momento, porque si nos vamos a la prueba que ha entregado la Fiscalía, ningún testigo refiere que esas fueran causadas por mi representado”, adujo el defensor.

https://www.soychile.cl/Puerto-Montt/Policial/2019/10/08/619086/Tres-profesionales-del-Sapu-de-Alerce-dijeron-que-Sophia-llego-fallecida-el-25-de-enero-de-2018.aspx

Titulares:
A %d blogueros les gusta esto: