Las incógnitas sobre el futuro del aeropuerto de Kabul tras la salida del último avión de EE.UU.

¿Quién estará a cargo de la seguridad?

Los últimos incidentes mostraron que el aeropuerto podía ser objeto de ataques terroristas. Su seguridad es un tema crucial. El atentado suicida el jueves, reivindicado por el Estado Islámico de Khorasan (EI-K), que dejó más de un centenar de muertos, entre ellos 13 soldados estadounidenses, se produjo en una de las puertas del complejo. El lunes, el sistema de defensa antimisiles interceptó cohetes lanzados por el EI-K.

La víspera de la toma del poder de los talibanes, el 15 de agosto, los estadounidenses y sus aliados organizaron un puente aéreo para evacuar a sus ciudadanos y a los afganos en situación de riesgo.

En total, en dos semanas fueron evacuadas 123.000 personas. Turquía propuso hacerse cargo de la seguridad, pero los fundamentalistas siempre han dicho que no aceptarían ninguna presencia militar extranjera después del 31 de agosto.

“Nuestros combatientes y nuestras fuerzas especiales son capaces de controlar el aeropuerto y no necesitamos la ayuda de nadie para mantener la seguridad y el control administrativo del aeropuerto de Kabul”, declaró el lunes a la AFP un portavoz del movimiento, Bilal Karimi.

Pero Michael Kugelman, experto sobre el sur de Asia en el centro Wilson Center en Washington, estima que una presencia extranjera para la seguridad es indispensable para garantizar el regreso de las compañías aéreas extranjeras, y que un acuerdo todavía es posible. “Se trata de un entorno muy volátil en términos de seguridad”, explica a la AFP. Las compañías comerciales “no se sentirán muy bien con la idea de ir a este aeropuerto”

https://www.emol.com/noticias/Internacional/2021/08/31/1031243/aeropuerto-de-kabul.html